sábado, 30 de junio de 2018

OKUPAS : UN PASITO PA LANTE

Aunque muy lenta y perezosamente y sin apoyos oficiales, después de muchos años de soportar estoicamente la plaga okupa, en algunos lugares, comienzan a organizarse, aunque de forma aun muy limitada e inconexa, algunas iniciativas antiokupas. 

Así sucede con la Federación de Asociaciones de Vecinos de Lugo, que está impulsando una plataforma para abordar la problemática relacionada con la vivienda, especialmente en lo que se refiere a las okupaciones y a la rehabilitación inmobiliaria. 

El presidente de la dicha federación, ha anunciado que para  septiembre habrá una jornada de trabajo, con participación de algunos de los sectores más directamente implicados en el tema. Entre ellos, arquitectos, jueces, fiscales y policías.

No es mucho, pero algo es algo.

Además la inminente entrada en vigor de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil,  ( el próximo 2 de julio ) permitirá, al menos en teoría, agilizar los tràmites de desalojo de los okupas .

 Una buena noticia, aunque insuficiente, en cuanto no penaliza al okupa, y obligará al propietario a pagar sus propias costas judiciales, ante la segura insolvencia del okupa u okupas. No obstante es un pequeño aunque muy tímido paso en la buena dirección, en cuanto, se espera que en ciertos casos  reducirá los plazos para la recuperación plena de la posesión por el propietario; A pesar de lo cual algunos de sus condicionantes hacen presagiar su ineficacia en multitud de otros.

Veremos.

Para quien se interese por la reforma y la problemática que plantea a primera vista esta reforma puede leer el siguiente interesante y detallado comentario.












viernes, 29 de junio de 2018

EL SEGUNDO TIEMPO DEL PARTIDO DE LA MANADA SE JUEGA FUERA DEL CAMPO


              

Parece que alguien está empeñado en que, el segundo tiempo del partido de "la manada" siga, como el primero, jugándose en la grada y no en el campo, y que el resultado dependa, como en los viejos tiempos del circo romano, del pulgar arriba o abajo del emperador, jaleado por voluntad de unas turbas vociferantes  a las que hay que calmar y complacer, sin que importen ni las reglas del juego ni las decisiones del árbitro, cuya  imparcialidad se le supone.

Y esa es la conclusiòn que obtengo de la carta de la denunciante ( prefiero no llamarla víctima hasta que no haya sentencia firme ) publicada en los medios y ampliamente comentada y alabada por las tertulias. Lo cual induce  pensar que todo ello no es espontáneo ni inocente, sino encaminado a reforzar su imagen de víctima ( bajo sospecha en virtud del contundente voto particular de la sentencia y del auto en libertad provisional, aún cuando este no se pronuncia sobre el fondo ).

Si se analiza el contenido de la carta, puede verse que toda ella, carece de la mas mínima objetividad y tiene, como todo el movimiento generado en torno a este asunto de "la manada" un contenido puramente emotivo y sentimental; en cuanto, buena parte de la misma, va dirigida a agradecer a sus padres, familiares y amigos el apoyo recibido; algo puramente de cajón y que, por tratarse de una esfera íntima y familiar no era necesario hacerlo público para transmitirlo. El resto se dirige a  toda esa "manada" vociferante que, convertida, espuriamente, en jurado popular dice haberla creído a ciegas, a la que también agradece su apoyo ( faltaría más ) y a todas las mujeres en general, exhortándolas a que no se callen y denuncien cuando sufran cualquier tipo de agresión o abuso sexual. Algo, esto último con lo que no puedo mas que coincidir.

No se sabe muy bien si hay alguien detrás  de la carta, que parece muy hábilmente redactada para disipar cualquier duda acerca de su condición de víctima, tanto a la opinión pública como al tribunal que tendrá que resolver los recursos  interpuestos en relación con su caso, y para mantener viva la llama del "Yo si te creo", tan necesaria para intentar dar a los jueces el empujón que pudiera faltarles para ratificar la sentencia de primera instancia o para elevar la calificación de los hechos a la categoría de agresión sexual.

Una de las razones de tales dudas que permiten intuir una mano apócrifa, detrás de la carta son  algunos párrafos de la misma  que reproducen idénticos argumentos y tópicos feministas recurrentes que hacen sospechar algún tipo de influencia en este sentido, al tiempo que vienen, indirectamente a justificar, en cierta medida, el comportamiento de la "supuesta víctima" en los prolegómenos de los hechos denunciados .  

Así,  es cierto como dice que,  al menos en teoría , "nadie tiene que lamentarse de beber, de hablar con gente en una fiesta, de ir sola a casa o de llevar una minifalda" . Y yo añadiría, o de "fumarse un porro", o de "besarse con el primero que conoces", o de creer, ingenuamente, que todo el mundo es bueno. Todas esas acciones son actos perfectamente lícitos, con las leyes vigentes en la mano, y por tanto deberían poder llevarse a cabo sin problemas. Otra cosa es que sean convenientes en cualquier circunstancia. Sobre todo si van juntos en el mismo paquete. 

Es cierto que en el mundo de Yupi, eso no es un problema; pero en el mundo real,  y , especialmente, desde que la izquierda Hippie nos entonteciera con su lema "Sexo, drogas y rock and roll" y donde, desde Mayo del 68, las leyes cada vez pintan menos, pasan cosas como las que han sucedido. Y demasiado a menudo, desgraciadamente.

Por eso coincido cuando dice que "Nos tenemos que lamentar todos de la mentalidad que tiene esta sociedad donde esto le puede pasar a cualquiera". Pero el problema es que en esa mentalidad de nuestra sociedad hay que incluir la de personas que, como la firmante de la carta, parecen  creer a pies juntillas que, por tener derecho a que no ocurran determinadas cosas, no van a ocurrir nunca . Es el "pensamiento Alicia" tan "guay" y tan propio de nuestros tiempos,  el cual elevó a la mas excelsa categoría nuestro inclito "supervisor de nubes" .

Existe el derecho a tener abierta la puerta de tu casa y a que los demás te respeten tu propiedad, pero, por "una extraña razón", al menos en los últimos tiempos, a la le da por mantenerlas cerradas, sólidas y con una buena cerradura; e incluso, por añadir alguna otra medida de seguridad.  ¿ porque será ? . ¿Que a pesar de todo te pueden robar?. Cierto; pero en mucho menor número de casos y con mucho mayor riesgo para el delincuente. Lo cual ejerce como elemento disuasorio.

También existe el derecho a la libre circulación por el lugar y a la hora que a cada cual apetezca; como también el de a exhibir costosas joyas o a ostentar otros signos de riqueza, si así le place.

 Ninguna ley lo prohibe . Sin embargo nadie puede extrañarse, en tales casos, si sufres un tirón, un atraco, una inspección de Hacienda, o algo mas grave, cuando te mueves sin las mas elementales  precauciones por determinados lugares o a determinadas horas o lo vas "anunciando" a los cuatro vientos.

Es cierto que en la mentalidad de nuestra sociedad hay personas que les gusta lo ajeno y no lo respetan. Pero por ello la gente procura eludir conductas que favorezcan los robos.

Y por supuesto que en una sociedad abierta como la nuestra existen todos esos derechos para cualquiera y, por tanto también, para cualquier mujer, como cita la carta; pero porque existen violadores, y porque, por definición, estos son generalmente varones, la mujer debería tener un plus de prudencia a la hora de beber o drogarse sola o en compañía de otros, de mostrar generosamente sus encantos o de besarse con el primer conocido que le apetezca; especialmente, si se encuentra sola, a altas horas de noche y en un ambiente de "jolgorio y regocijo" y hartos todos de drogas y rock and roll. Porque ese suele ser el escenario habitual de esta nueva "moda" de sexo en "manada", al que ya se apuntan hasta los menores de edad, abusando de su práctica impunidad.

Hay que tener en cuenta, y esto se obvia interesadamente por el feminismo militante, que el sexo consentido por muy en manada que se produzca, no es delito; y que por tanto quien afirme la violación o el abuso sexual, ha de probar que este no existiò, como impone el principio general de presunción de inocencia e "in dubio pro reo". Lo cual introduce una complicación añadida en cualquier investigación por estos hechos, en relación con otros delitos, como podrían ser el robo o el homicidio, en los que el consentimiento de la víctima resulta, a priori, lógicamente increíble. Y resulta mucho mas complicado  aún si tenemos en cuenta que vivimos en una sociedad que ha hecho bandera del "amor libre" y el relajo en materia sexual, y donde, desde la misma escuela se invita a infantes y los adolescentes a tentarse su propio cuerpo y a probar todo tipo de posibilidades sexuales para ver cual se acomoda mas a sus inclinaciones, gustos o preferencias, o con que práctica se sienten mas identificados, sexualmente hablando. Y, por si todo eso fuera poco, añadido a lo anterior suele suceder , en muchas ocasiones,  que los actos sexuales luego denunciados como agresión o  abuso sexual, se producen en un ambiente de desihibiciòn total, tanto por parte de los "supuestos" violadores, como de las "supuestas" víctimas, que ni siquiera tienen una clara percepciòn de las consecuencias de lo que están haciendo, hasta después de consumados. Lo que está dando lugar a posteriores denuncias falsas. Algo que perjudica seriamente a la causa de las mujeres y ante lo que que el feminismo, como en otras cuestiones, no hace otra cosa que callar o minimizar tales casos . 

Se que, afirmar algunas de estas cosas, puede parecer propio de nuestras abuelas y por tanto, viejuno, carca o como se dice ahora facha. No me considero nada de eso, pero asumo que alguien pueda entenderlo asì. Pero, por desgracia la creencia en todos esos derechos y, en particular, en que van a ser respetados por el mero hecho, de que "deberían" serlo, también forma parte de la mentalidad de nuestra sociedad, tan ingenua e infantil  como perversa. Y alguien, y en particular las mujeres, deberían empezar a asumir también esta realidad sociológica como una servidumbre propia de su sexo; del mismo modo que se asumen la menstruación, o la maternidad como hechos biològicos diferenciales con el varòn. Pero ahí está el feminismo radical para culpar al "heteropatriarcado", de todos los males de nuestra sociedad. Algo, por otra parte, tan ridículo y viejuno, como Marx y Engels, padres de la criatura y tan falso  como sus ideas, según la historia posterior ha demostrado.

Todo ello no debería ser obstáculo, sino mas bien acicate para que se haga la pedagogía social necesaria y se legisle y apoye a las víctimas, de la forma mas adecuada para intentar minimizar el impacto de esta creciente lacra que constituyen las agresiones y abusos sexuales. Pero sin olvidar estas tan ignoradas como relevantes cuestiones.

Y en este sentido me resulta llamativo el hecho de que existan multitud de políticos y asociaciones feministas ( o lo que es lo mismo en este caso, antivioladores ) mientras que no conozco ninguna asociación ni movimiento polìtico anti-ladrones o anti-atracadores, y ni siquiera anti-asesinos ( salvo las ninguneadas víctimas de ETA ) a pesar del creciente número de violaciones de nuestros derechos de propiedad o a la vida y a vivir en paz y libertad, y a pesar de que existen mas ladrones y atracadores que violadores y que el homicidio o asesinato es aún mas grave que la violación, por cuanto no tiene remedio.   Y lo peor de todo es que esas asociaciones feministas mantienen vivo el mismo discurso  ingenuo sobre la mas amplia libertad de las mujeres, y parcial, sobre  la mentalidad de nuestra sociedad, que parece estar solo compuesta de malvados varones.

A cuento de todo esto me viene a la memoria un viejo refran que dice : "La ocasión hace al ladrón" y yo añadirìa ...Y al violador. Y aunque la cosa sea un poco mas compleja, no por ello deja de ser cierta. Pues eso. 

Personalmente no voy a pronunciarme acerca de la culpabilidad o no de los miembros de la manada, en cuanto a si la relación fue o no consentida, o si hubo prevalimiento de situación de superioridad o algo mas, pues mi conocimiento de los hechos y de las pruebas practicadas para llegar al mismo, no ha sido directo, sino únicamente a través de la sentencia, voto particular incluido. Y por lo que he podido deducir de texto de la sentencia, las pruebas practicadas tampoco son contundentes en uno u otro sentido.

  Me pongo en el pellejo de la denunciante, si realmente ha sido víctima ( ella sabrá );Pero también de los jueces ante el dilema de absolver  la despreciable conducta ( sea finalmente considerada delito o no ) de unos impresentables especímenes del género humano, en su versión varonil, o condenarlos definitivamente a graves penas, ante unos actos sobre los que existen ( a tenor de la sentencia y de su voto particular )  serias dudas acerca del consentimiento expreso o tácito de la "supuesta" víctima, a tenor de su ambiguo comportamiento y de la propia actitud  y actos de los ahora condenados. Y todo ello teniendo en cuenta que deben emitir su juicio a la luz de los principios de presunciòn de Inocencia e "In dubio pro reo", constitucionalmente prevalentes en Derecho Penal .

Y en lugar de tener un ambiente de sosiego que les permita intentar juzgar imparcialmente y con el máximo acierto, un enrevesado caso como el de la manada, tienen que hacerlo en un ambiente politizado , pasional y tumultuario, en el que, desde las mas altas instancias se les acusa veladamente de "ignorantes"  e "incapaces" y se les amenaza con resetear sus mentes, y  desde la algarada  callejera de las turbas feministas, poco menos que cómplices de violadores o promotores de violaciones , y se les amenaza con asaltar sus juzgados o con el escrache permanente a ellos y sus familias.  

En ese enmierdado ambiente, cualquier resolución en uno u otro sentido tendrá el terreno abonado para la crítica pasional y el desprestigio de la judicatura; paso previo para su posterior manipulación.
  
Son los efectos colaterales o secundarios de aquel glorificado y libertario lema de la izqiuierda hippie  de "Sex, drugs and rock and roll". Ingredientes todos ellos que se dan en el presente caso de la manada, ( y de otras manadas ) y que, a día de hoy parecen seguir mas vigentes que nunca sin que nadie se plantee su revisión .








miércoles, 27 de junio de 2018

PIJO-OKUPAS DE SUPERLUJO

Podría llamarse efecto demostración, efecto imitación, efecto llamada, o como se quiera, pero lo cierto es que, la divulgación de la compra del casoplón de Galapagar por la pareja Pablo-Irene o Irene-Pablo , que tanto monta, monta tanto, parece haber constituido un nuevo standard de lo que debe ser una "vivienda digna" ,  para "la gente". Que es como asì gusta definirse al vallecano de la coleta venido a más y travestido ya de proletario progre en miembro de la ""Beautiful People", que queda mas guay.

                                             

Resulta incuestionable el gran salto adelante que esto supone respecto a los minipisos o "soluciones habitacionales" que proponía, como Standard de vivienda digna la ingeniosa ZPrina  Ministra Trujillo y sus famosas kellifinder para buscarlos . Standard que tras su fracaso fué después desempolvado a la baja, por su sucesora la ministra Beatriz Corredor.

                                  Resultado de imagen de kelifinder
                                                       
                                                  Resultado de imagen de kelifinder
                                                  Ministra Trujillo        El Pais


     Y así parece haberlo entendido  esa "gente", que dice ser y llamarse "okupas" quienes, para no ser menos, que su mentor,  han decidido okupar un casoplon que deja pequeño al del gran timonel de las okupaciones ; con  casi 800 m2 construidos en parcela de 3000 y con piscina interior, jacuzzi y pista de paddle ; y lo que es mas importante, les ha salido mucho mas barato. Y sobre todo sin hipotecas millonarias; sino, como manda el manual del buen okupa, "expropiando" directamente al banco que lo había puesto en venta.

Y es que suele ocurrir que en muchas ocasiones los buenos alumnos terminan por superar a sus maestros. 

Quien lo ha visto y quien lo ve : El proletario convertido en "gente" y la "gente" convertida en "casta". Cosas de la revolución bolivariana.

¡ Ay Pablo ! : No solo te estas aburguesando  sino que te estas haciendo viejo a marchas forzadas.
                                    
                             
                                 



                                   
                                                   




domingo, 24 de junio de 2018

NUEVAMENTE EN DEFENSA DE LA INDEPENDENCIA JUDICIAL



Después de mi último artículo, publicado en este mismo blog, en defensa de la independencia judicial, pensé, erróneamente, que  no volvería a tocar este tema. Sin embargo, ante la polvareda que ha vuelto a levantar el feminismo radical tras el reciente Auto de la Sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, del que ha sido ponente el mismo magistrado que dictó el voto particular de la sentencia, no he podido resistirme a comentar algo sobre el tema.

Para empezar he de decir, como ya he comentado en anteriores artículos de este mismo blog sobre el tema, que los tipos de la manada no son precisamente santos de mi devoción; Y el hecho de que alguno de ellos sea Guardia Civil o militar me repele mas aun. Y, por ello, si tuviera que hablar con las tripas, probablemente estaría muy cerca de esa otra "manada" que pide poco menos que su linchamiento.

Pero doy gracias a Dios, y moleste a quien moleste, porque hoy por hoy todavía las tripas no influyen tanto en mi cerebro como para sumarme a esa otra "manada",  iracunda y vociferante, contra  unas decisiones judiciales que no concuerdan con sus gustos o preferencias, y que pretenden imponer a los jueces su propio criterio, aunque ni tan siquiera las hayan leído; como así parece, por la inmediatez con que se han manifestado.

Por ello quiero que quede muy claro que, aunque pudiera parecerlo, este artículo no pretende defender a la manada, cuyos miembros ya tienen buenos abogados para ello, sino la independencia judicial de los miembros del tribunal. Y ello, porque creo, sinceramente, que están intentando juzgar un caso difícil y complejo de manera honesta y profesional, intentando hacerlo en conciencia ,y tratando, en la medida de lo posible, de sustraerse a fuertes presiones mediáticas y de todo tipo, para que se decanten por una condena ejemplarizante, ya dictada de antemano por la "opiniòn pública".   

Y la única manera de poder juzgar objetivamente al Tribunal de la manada y opinar sobre sus resoluciones, es leyéndolas previamente. 

Algo que estoy convencido que la inmensa mayoría de las vociferantes turbas que se manifiestan contra los miembros del tribunal no han hecho, a juzgar por los lemas que despliegan

Aclarado esto y una vez leído el AUTO, voto particular incluido, que ha permitido a los condenados en primera instancia por el llamado juicio de la manada poder eludir la situación de prisión provisional en que se encontraban  he de decir que, se comparta o no, la decisión adoptada, está perfectamente fundamentada, y que desde un punto de vista técnico me parece, irreprochable. E iré incluso mas allá al decir que, el voto particular, en este caso, del presidente de la Sala, me parece mucho menos fundamentado, o si se prefiere argumentado, que el que en su día lo fue el de la sentencia.

Para que pueda entenderse de que estoy hablando, Intentaré resumir su contenido, para después comentar las viscerales e ideológicas reacciones que, una vez mas se han sucedido. No obstante, para quien prefiera acudir a la fuente original, puede leer directamente el AUTO.

1º.- En primer lugar, hay que aclarar que el auto no acuerda la libertad provisional de los condenaddos, como se dice alegremente, sino la PRORROGA DE LA PRISION PROVISIONAL      ( hasta ahora incondicional ), si bien eludible mediante cumplimiento de determinadas condiciones o medidas cautelares ( Fianza  de 6000 Euros, prohibición de viajar al extranjero y retirada de pasaporte; comparecencia judicial lunes miércoles y viernes, y prohibiciones, de entrar en la Comunidad Autónoma de Madrid, lugar de residencia de la denunciante, así como de comunicarse, directa o indirectamente, con esta,  por cualquier medio ). Ello quiere decir, que si no se cumplen esas condiciones, lease medidas cautelares, los presos no podrán acceder a la libertad provisional, o si se incumplen una vez conseguida esta volverían nuevamente a prisión. Por tanto se pasa de la prisión provisional incondicional a una prisión provisional condicional, que puede dar lugar a la libertad provisional si se cumplen las condiciones que impone el Auto.

2º.-  En segundo lugar, a diferencia de la sentencia, en esta ocasión, el único voto particular discrepante , es el del presidente del tribunal, y se basa en tres argumentos :


  • "Que el pronunciamiento condenatorio de los procesados a la pena de prisión de nueve años , impuesta en nuestra Sentencia 38/2018 de 20 marzo , colma las exigencias constitucionales  en cuanto al presupuesto habilitante para la adopción y el mantenimiento de la medida cautelar". 

  •  "Que las medidas cautelares adoptadas podrían ser insuficientes para evitar el riesgo de fuga".

  • Que las medidas cautelares adoptadas en la resolución mayoritaria, para la protección de la víctima, podrían resultar ineficaces. 


Tanto la resolución mayoritaria  como el voto particular, están de acuerdo en que "no puede considerarse suficiente el hecho de haberse dictado una Sentencia de condena contra el acusado para fundamentar la prórroga de la prisión provisional ya acordada, por resultar incompatible con el derecho fundamental a la libertad personal, una interpretación del art. 504 LECrim que postule el automatismo de la prórroga por ese motivo"; Y ello por ser, esta , doctrina consolidada del Tribunal Constitucional.

Y asimismo están de acuerdo en la inexistencia de riesgo de reiteración delictiva.

 Discrepan sin embargo, como se ha dicho, en la valoración de las medidas cautelares adoptadas para garantizar tanto la sujeción de los condenados al proceso ( evitaciòn del riesgo de fuga ) como para proteger a la denunciante y supuesta víctima de los delitos por los que han sido condenados en Primera Instancia . 

Ahora bien, cualquiera que lea sin apasionamiento los fundamentos del acuerdo mayoritario y del voto particular, podrá comprobar la existencia de una fundamentaciòn mucho mas elaborada y minuciosa en los primeros que en los segundos; y ello con independencia de a quien puedan, finalmente, dar la razón la futura conducta de los condenados .

Así, mientras el magistrado del voto particular apenas facilita argumentos concretos para sustentar su opinion jurídica, los firmantes de la resolución mayoritaria argumentan lo siguiente :

1º.- En cuanto a la gravedad de la pena, valoran el hecho de que en el Auto inicial que decretó la prisión incondicional, ahora modificado, se tuvo en cuenta para decretarla, la posibilidad de imponer penas de hasta 80 años de prisión; algo que, en principio la condena ha modificado sustancialmente. Además, no hay que olvidar que la condena no ha sido unánime, sino que ha tenido un voto particular discrepante; lo cual genera mayores dudas respecto a la resolución del recurso; dudas, que resuelven en función de los principios básicos del Derecho Penal  del "favor libertatis" e "in dubio pro reo" ( en caso de duda siempre en favor de la libertad y en beneficio del reo ) .

2º.- En cuanto a asegurar la comparecencia de los acusados en juicio, entienden que al haberse producido ya este y una vez dictada la sentencia, este objetivo decae; siendo  sustituido por una eventual ejecución de la sentencia en caso de que la misma continue siendo condenatoria; Entendiendo que, tal finalidad, es de orden inferior a aquella otra, atendiendo al catálogo de medidas que en su ejecución, pudieran llegar a adoptarse, de resultar necesarias.

3º.- En cuanto al riesgo de fuga, entienden que los dos años de prisión provisional transcurridos, que habría que descontar de la pena impuesta, ( menor que la prevista inicialmente en función de las peticiones de las partes acusadoras ) reduce este notablemente. Especialmente teniendo en cuenta el arraigo familiar y social de los condenados, que no ha sido cuestionado por las partes, y las medidas cautelares impuestas. Asimismo entienden que la insolvencia de los procesados ( parcial en el caso de uno de ellos ) hace aún mas difícil una  fuga eficaz; Especialmente si se tiene en cuenta, que no se conocen personas que pudieran prestarles apoyo a tal fin y del hecho de ser notoriamente conocidos, debido a la amplia publicidad mediática del caso. 

 4º.- En cuanto al riesgo de reiteración delictiva, hay que tener en cuenta que no hay discrepancias en este punto en el  voto particular. No obstante y respondiendo a las acusaciones entienden que el hecho de que no consten antecedentes penales por hechos similares a ninguno de los condenados, unido a la notoriedad pública alcanzada por estos, hace difícil esta posibilidad, al implicar la pérdida del anonimato . Y en cuanto a los hechos por los que todos menos uno de ellos están enjuiciados por un juzgado de Pozoblanco, por hechos similares, hay que tener en cuenta, que hasta la fecha aun no han sido tan siquiera procesados .

5º.- Y, por último,  en cuanto al riesgo de que pudiera producirse la “inmisión en el  derecho a la intimidad de la víctima y su entorno", consideran que el hecho de tener su residencia los acusados a más de 500 kilómetros del lugar en que reside la víctima, garantiza, en cierta medida su tranquilidad y su sosiego, junto a las medidas cautelares adoptadas que consideran menos gravosas que la prolongación de la situación de prisión provisional.

Bien, pues a pesar de toda esta fundamentación , y al igual que ya sucediera con la sentencia, la "manada feminazi" y sus palmeros se han lanzado en tromba a la calle, con los consabidos lemas "Yo si te creo", " no es no", "NO a la justicia patriarcal" y chorradas semejantes.

 Y la Ministra de Justicia, al hilo de la resolución, y sumándose, a su manera, al carro feminista no se ha cortado un pelo en decir claramente que hacen "falta reformas mentales" en la judicatura; siempre que entre las mentes a reformar no se encuentre la suya, por supuesto. Aclarando, a continuación que "cuando hablo de reforma mental, hablo de formación, hablo de que es necesario concienciarnos en género, es fundamental” . "Es necesario “intentar entender cuáles son estos fenómenos y cómo tratarlos”.

O sea que, según nuestra ministra feminista por elección digital, integrada en el poder judicial, como fiscal de carrera , ( una de cuyas funciones consiste precisamente en velar por la independencia judicial )  se pone el disfraz de Mr. Hide, para decirnos que, a los jueces ya no les basta con su razón y su experiencia y sus acreditados conocimientos jurídicos para juzgar delitos de índole sexual o en que las víctimas sean mujeres o miembros del colectivo LGTB. Según ella, esas herramientas son cosas del pasado, y por ello están obsoletas. y han de ser recicladas pasándolas previamente por el  filtro ideológico del género. Filtro que previamente hay que instalar en sus cabezas, aunque sea a martillazos, para que entiendan algo que, de momento, y como si fuera el Boson de Higgs o los arcanos del Tarot, solo parecen entender los sumos sacerdotes y sacerdotisas del invento y  sus discípulos y no el común de los mortales; grupo, este último, donde también parece incluir a los jueces. Es decir, que quienes antes, desde la progresía, nos vendían y aún pretenden vendernos "libertad sin ira" e igualdad como máximos valores y señas de identidad socialista, pretenden vendernos ahora la discriminación de género y prisiones por ovarios y con toda la ira del mundo con el mismo ahínco y convicción; y sin tan siquiera despeinarse. Y el que no lo entienda al Gulag o a los campos de reeducaciòn maoistas.  Y para que eso sea así, primero hay que pasarse la independencia judicial por el arco triunfal de la ideología de género, a fin de dar a luz una nueva "independencia judicial" que deje de ser tristemente incolora para adquirir una tonalidad alegremente rosa o irisada, dando "el gran salto adelante" , desde una justicia neanderthaliense a otra postmoderna.

Por su parte el Gobierno Sanchez, un poco mas comedido que su ministra de justicia, en un alarde de postureo demagógico, se ha apresurado a anunciar, por boca de su portavoz, la aprobación de una propuesta para analizar el Código Penal en la tipificación de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual, y que estudiará la posibilidad de que los servicios jurídicos del estado se personen como defensa de las víctimas en este tipo de casos. Olvidando que la reforma del Código Penal  del 1995, actualmente en vigor, con leves modificaciones respecto a la edad del consentimiento impuestas por una directiva europea, tiene inspiraciòn y  padre socialistas: Concretamente el entonces bicéfalo Ministro de Justicia de Interior Sr. Belloch. Y olvidando también que en los procesos penales es precisamente el Fiscal, jerárquicamente dependiente del Gobierno a través del Fiscal General del Estado, nombrado por este, quien acusa y por tanto también defiende, en su caso, a las victimas. Por lo que la personaciòn del Gobierno no deja de ser otra cosa que un bonito brindis al sol. Brindis al sol que fue puesto de manifiesto, aunque no publicitado con el mismo alarde  por la Ministra de Justicia, al afirmar que el Servicio Jurídico del Estado no podrá inmiscuirse  en este suceso al tratarse de un procedimiento judicial con sus normas y sus reglas y que el Gobierno no interferirá ni en la independencia judicial ni en la autonomía del ministerio fiscal.      

La cosa podría colar si detrás de tanto cacareo feminoide impostado no hubiese tantos ominosos y clamorosos silencios y conductas omisivas y contradictorias.

Si tanta alarma social causa entre las feministas y el resto de la progresìa la condena y la posterior libertad provisional de la manada decretadas por el tribunal competente, ¿donde estaban cuando el "malvado" Rajoy, aceptó ejecutar la sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo contra la doctrina Parot, que permitiò que numerosos asesinos y violadores, entre otros, saliesen de la carcel ?. ¿ Algún balbuciente cacareo, al menos? .  No. Ni pio. Y ello a pesar de que algunos volvieron a las andadas. 

 ¿ Porque entonces ninguna feminista ni ningún "coletas", se manifestaron contra esa sentencia y contra el "malvado" gobierno del PP, que no tuvo el coraje de negarse a ejecutarla, pudiendo hacerlo sin mayores problemas ? 

¿ Donde estaba entonces el PSOE  y todas sus asociaciones feministas bien regadas de subvenciones públicas?

Y ¿ Porqué esta "manada" feminista no se manifiesta con igual virulencia contra los múltiples violadores "de importaciòn", muchos de ellos provenientes de paises de religiòn musulmana?

Áquí puede verse alguno de ellos  ( 1 , 2 , 3 , 4 , 5 , 6 , 7  , 8  , 9  , 10 )

¿ Porqué no despliegan esa apabullante energía con otro reciente caso de similares características en Alicante cuyos supuestos autores, provenientes de dichos países acaban de ser puestos el libertad sin fianza ? ¿ Acaso es que hay mujeres que merecen credibilidad ciega y absoluta y otras que no ?  

¿Acaso tiene que ver con que tocar estos casos perjudican el chiringuito progre-solidario-inmigratorio, del que también habría mucho que hablar ?

Por cierto donde estaban las feministas cuando estalló el escándalo de Intermon-Oxfam u otros  sobre abusos sexuales. 

¿ O, por que no se manifiestan, también,  con la misma virulencia contra las crecientes agresiones sexuales protagonizadas por menores, algunos de los cuales acogidos, incluso, en centros oficiales de internamiento de menores ?

Aquí puede verse alguno de ellos ( 1 , 2 ,, 4  

¿ Por que no se desgañitan con la misma rabia contra la ley del menor aprobada durante el primer gobierno del "innombrable" Aznar que permite la práctica impunidad de esos menores violadores ?

¿ Por qué todas estas aguerridas feminazis que ahora inician una campaña de acoso y amedrentemiento a los miembros de la manada para hacerles la vida imposible en libertad, no se manifestaron con los padres de Marta del Castillo, Sandra Palo, Diana Queer y otras víctimas, por una prisión permanente revisable para delitos de violaciòn con asesinato u otros semejantes, mas graves aún, que los, supuestamente, cometidos por la manada ?

Lo que parece ocultarse, detrás de las declaraciones de la Ministra de Justicia, y de este brutal ataque a la independencia del poder  judicial por parte del este rabioso feminismo militante, es una estrategia para, "ablandar" a los jueces e introducir la ideología de género en sus "mentes" , hasta ahora renuentes a dejarse adoctrinar como si de alumnos de primaria se tratase. Estrategia que pasa por "el escrache", y el amedrentamiento como herramientas ( Al igual que Llarena, los jueces  y el abogado de la manada ya llevan escolta y de seguir así, pronto tendremos que pagar una escolta para la manada  ) . Y todo ello para evitar que quiebre el "chiringuito feminista" ( ahora renovado y ampliado con el de género ) y se seque la ingente e inagotable fuente de subvenciones que lo mantiene. 




sábado, 5 de mayo de 2018

EN DEFENSA DE LA INDEPENDENCIA JUDICIAL

                   
En  este mismo blog, he sido muy crítico, con el funcionamiento de la Justicia en materia de okupaciones, que es y ha sido el objeto principal del mismo, porque ese mal funcionamiento es una de las causas de que ese fenómeno haya ido en crescendo año a año. Pero no hay que olvidar que los jueces son deudores de las leyes que dictan nuestros políticos legisladores, de las cuales son meros intérpretes y aplicadores, así como de los medios, materiales y humanos con que les dotan tanto los poderes legislativos del Estado ( a través de los presupuestos ), como los respectivos poderes ejecutivos, central o autonómicos, segùn los casos. O lo que es lo mismo que, si bien son independientes en lo que respecta a sus juicios, no son autònomos en lo que respecta a su organizaciòn , infraestructuras, y por supuesto marco legislativo. Por ello mis crìticas en cuanto al problema de las okupaciones mas que dirigidas a los jueces o al sistema judicial,  se dirigen a todo el sistema político del Estado, en su conjunto, que no protege adecuadamente la propiedad inmobiliaria.

Y en general, creo que algo semejante sucede, en otros ámbitos donde se desarrolla la acciòn la Justicia.

Por otra parte ya dije en mi anterior comentario, del que este es una continuaciòn, que aunque el tema tratado en el mismo , no guardan relación directa con el objeto del Blog,  ( la okupación ) si está indirectamente relacionado en cuanto, tanto las mismas fuerzas políticas e ideológicas ( PSOE, PODEMOS y otras fuerzas de izquierda y sus distintas y variadas terminales UGT, CCOO,  etc. ) que están involucrados, en mayor o menor media, en aquella como los medios y procedimientos que utilizan para publicitarla y defenderla, son semejantes a los que está empleando el feminismo radical y "antipatriarcal" que, ahora, pretende linchar a los miembros del tribunal que dictó la conocida sentencia de la "manada", por el mero hecho de no responder a sus expectativas . 

Y entrando ya en el tema, resulta curioso comprobar como todas esas fuerzas que, en su día se postularon como los padres de la revolución sexual , y que por ello se han mostrado como, partidarios del amor libre, promotores del porno ( 1 , 2 , 3 , 4  )    y postporno , del rodaje porno callejero, de talleres de sexualizaciòn infantil y juvenil o de procesiones irreverentes del "santísimo coño insumiso", entre otras actividades "lúdico-festivas", y promotores y valedores, en su día del consumo de drogas, como forma lúdica de manifestación de libertad y vía de liberación, o equiparándolas a medicamentos, se escandalicen ahora porque cinco mocetones macarras, sobrados de testosterona y alcohol y con el seso putrefacto por tanta basura,  se crean "empoderados" para cepillarse por turnos  en un oscuro rincón de un lóbrego portal a  cualquier ingenua fémina que les siga el "rollo" por un tiempo, creyendo que todo el monte es orégano . De aquellos polvos estos lodos. Y quien lo dude reflexione sobre el hecho de que hace 40 años cuando, supuestamente eramos, menos "modernos y postmodernos" y mas antediluvianos, "machistas" y "patriarcales" que ahora, no se producía, ni de cerca la actual cifra de violaciones a mujeres, ni las que había tenían lugar en "manada".   

Por ello no vengan ahora, hipócritamente, con la manguera de la ideología de género a  apagar un fuego que han contribuido a provocar y que, aún, siguen alimentando en nuevos y distintos focos.

Y para tapar esa responsabilidad nada mejor que traspasarla a otras otros con baja capacidad de defensa en el ámbito público; ya sean  los hombres en general ( "machistas patriarcales" por definiciòn feminista )  y, si hace falta, como en el caso de "la manada" , a los jueces que no condenan con las máximas penas a aquellos, presuntos acosadores, abusadores o violadores por su, atribuida condiciòn de "machistas" , que aparecen implicados en algún supuesto delito contra una mujer. Y si no lo hacen así, es porque también son "machistas" y "patriarcales", a pesar de que entre los miembros del tribunal, haya una mujer, como en este caso. Al igual que sucede con las voces que osan clamar y defender la independencia judicial .

En el caso de la sentencia de la manada, a ese ataque a la independencia judicial ha contribuido, en primera instancia, la jaurìa feminista lanzada a las calles y a rodear juzgados, azuzada desde diversos partidos, sindicatos ( 1 ) y asociaciones u organizaciones del mas variado pelaje, acosando, a las instituciones judiciales y sus miembros y mediante el señalamiento, el insulto y la degradaciòn de los componentes del tribunal que ha dictado la sentencia y, en especial, al magistrado que redacto el voto particular solicitando la absoluciòn de los miembros de "la manada".

A este coro de linchadores, por lapidaciòn, de este último  juez se han sumado, injustamente no solo diversos miembros de sindicatos ( que no se muy bien que pintan en este entierro ), lideres de Podemos, o del PSOE. Y ello, aun cuando el hipócrita PSOE de ZP indultó a una "manada" de Drag Queens condenados por violación de un chico de 18 años en Barcelona, sin que nadie alzase la voz.

 Pues bien, por si todo esto fuera poco, hasta  el propio Ministro de Justicia, se subiò al carro populista llegando a afirmar : "Todos saben que este juez tiene algún problema singular" . Para luego añadir " No conozco al detalle el problema, pero todos lo saben" ( Menos el ministro, claro, que parece el más tonto de la clase ); para luego, refiriéndose al Consejo General del Poder Judicial, continuar diciendo : " La labor del Consejo es asegurarse que quien ejerce la jurisdicción está en pleno ejercicio de sus facultades". "Yo no he descalificado a la persona porque no la conozco. Pero a mí me han dicho que es una persona que tiene algunos expedientes" .

Que los aullidos de la manada de linchadores de jueces atruenen nuestras calles, y que los azuzadores los secunden desde sus respectivos púlpitos o madrigueras, con mayor o menor modulaciòn, no es de extrañar; aunque si de de censurar por la forma y con la ligereza con que lo han hecho, sin tan siquiera haberse leído   la sentencia de 371 folios ( minutos después de hacerse pública ya estaban las masas protestando con pancartas ) y mucho menos haber asistido a la práctica de las pruebas. 

Pero que nada menos que el Ministro de Justicia, quien debería de tener un plus de prudencia en cuestiones judiciales, por la parte que le toca,  se manifieste contra ese Juez con insinuaciones descalificadoras "ad hóminem", explicadas al mas puro estilo de los inigualables Groucho Marx o Antonio Ozores, resulta ya mas que preocupante. Y por ese tirar la piedra y esconder la mano, no es de extrañar que tanto desde el Consejo General del Poder Judicial y asociaciones de jueces se haya pedido su dimisión.     

Pero con ser eso grave, no menos grave resulta que,  a ese Pim Pam Pum contra el juez del voto particular, se sume su compañera de profesión Margarita Robles  ( ayer magistrada del Supremo y hoy devenida, por aquello de las puertas giratorias, en brazo derecho del líder del PSOE ) , echando gasolina al fuego de los rescoldos atizados por el Ministro de Justicia, Rafael Catalá, al afirmar de manera igualmente críptica que "Cuando el ministro dice eso, estoy convencida de que sabe lo que dice y tiene conocimiento de causa”. Para mas adelante aclarar que su queja con el Juez, tenía que ver con el retraso en formular su voto particular y con las algunas expresiones que figuran en el mismo y que consideraba ofensivas para la víctima, criticando al Consejo General del Poder Judicial, del que, en su día tambièn formò parte, por no haber intervenido; Aunque sin decir claramente en que manera .

Esta claro que la Sra. Robles ya no ejerce como jueza, sino como polìtica partidaria y que por tanto ha dejado su independencia e imparcialidad en el armario. Pues además de enseñar la patita feminista con olvido, imperdonable en una magistrada, del artículo 14 de nuestra Constitución que proclama la igualdad y no discriminaciòn por sexo u otra condiciòn, cuando antes de que se hubiese hecho pública la sentencia, ya decía que, "Una agresiòn a una mujer es una agresiòn a toda la sociedad". Como si las mujeres tuvieran un plus sobre los hombres y que las agresiones a estos solo fueran un problema personal de ellos y no también de toda la sociedad.   Y no solo eso, sino dando por hecho que hubo agresiòn antes de conocerse la sentencia. Olvidando con ello, algo que nunca, ni siquiera cuando ejerce como polìtico, debería olvidar un juez, sea cual sea su sexo;  como son los principios de igualdad, ( articulo 14 de la Constitución )  que prohíbe la discriminaciòn por sexo, o el de presunción de inocencia ( art. 24 ), que prohíbe condenar sin antes haber sido sometido a juicio practicado con todas las garantías.

Además, de lo anterior, la Sra, Robles, tampoco parece la más indicada para dar lecciones magistrales a otro colega sobre cómo juzgar y para tirar de las orejas al Consejo General del Poder Judicial sugiriendo que debiò actuar contra el mismo, apartandolo del caso o limitando su libertad de actuación y expresiòn, para evitar el retraso en dictar sentencia o las expresiones que ha considerado ofensivas para la víctima.

En primer lugar, porque sin haber asistido al juicio,  ( se celebró a puerta cerrada, salvo dos sesiones) y por tanto, sin haber presenciado la práctica de las pruebas, como si lo hizo el criticado magistrado, no se entiende en que razones objetivas se funda para crìticar, como ofensivas para la víctima, y no meramente descriptivas, las palabras del magistrado disidente al describir  como "jolgorio"  y "regocijo" los hechos que aquel visualizó en uno de los videos realizados por uno de los miembros de la manada. Está claro, que con independencia del carácter subjetivo e impreciso de los términos "jolgorio" y "regocijo", son claramente indicativos ( desconozco si acertadamente o no ) de participación, mas o menos, complaciente de la víctima . Ahora bien, que los hechos visualizados en los videos puedan tener o no, mas o menos objetivamente, esa consideraciòn, y de que los demás magistrados no lo hayan entendido así,  no es excusa para que una persona, ajena a la práctica de las pruebas, como la Sra. Robles, por muy magistrada que haya sido, pueda estar capacitada para hacer semejante crítica sin haber visualizado los videos, y el resto de las pruebas practicadas, como si hizo el juez al que critica. Además, que dos magistrados hayan expresado lo que han visto, de manera diferente al tercero, no quiere decir que su descripción de los hechos ( al parecer, suficientemente ambiguos e interpretables, como para suscitar distintas versiones ) sea más acertada que la de aquel, sino que simplemente sirve para hacer prevalecer su criterio en la redacción definitiva de la sentencia; como asì ha ocurrido. Por ello, en esas circunstancias posicionarse en uno u otro sentido no es mas que un acto de voluntarismo puramente interesado, y carente de la más mìnima objetividad  e imparcialidad. Algo que Margarita parece haber dejado en el armario junto con su toga, en el momento en que abandonò su puesto como Magistrada en el Tribunal Supremo, para enrolarse, sin previas primarias ni secundarias por medio,  en las filas del PSOE, como "independiente". Término este que, a la vista de los hechos, parece más bien un eufemismo.   

Pero, además de lo anterior la Sra. Robles parece olvidarse un "hecho singular", que tuvo que ver  con una sentencia del año 1992 de la que fué nada menos que ponente y presidente del tribunal sentenciador, que condenó, con su voto, a dos personas, por una violación que después el Tribunal Supremo ànuló al demostrarse que el autor había sido otra persona. Y, tal vez, si hubiera sido tan lenta y puntillosa como el magistrado del voto particular, al que ahora pone en la picota, y no tan sectaria como ahora parece, la resolución habría sido mas ajustada a la realidad.

( Quien desee más información sobre esta historia puede verla en los siguientes enlaces ( 1 , 2 , 3 ) o en el libro de Braulio García Jaén titulado : Justicia poética :  El caso de dos condenados por la cara .

Y mientras el alborotado gallinero feminista sigue incendiando las calles con lemas y actuaciones contra los jueces insultados como "machistas" y "patriarcales",  hoy leo que toda una legiòn de casi 2.000 psicólogos y psiquiatras, todos a una, dejan constancia mediante una carta hecha pública, en la que después de manifestar  su profundo y enérgico rechazo a la sentencia, pretenden sentar cátedra, y sentenciar el debate, apabullándonos a todos, con una genérica teoría de su "ciencia", que nada dice sobre los hechos concretos; Y , sin tan siquiera haber presenciado las pruebas de un juicio cuya mayor parte tuvo lugar a puerta cerrada, vienen a decirnos a "todos y a todas" y en especial a los jueces que han sentenciado y a los que tengan que revisar la sentencia, que no se molesten, que ellos y las teorías de su "ciencia", ya han sentenciado los hechos, y que a los jueces solo cabe, por tanto aplicar mecánicamente el derecho, propio de su especialidad, que es de lo que se supone que saben.
 
Resulta altamente sospechosa la rapidez con que se han reunido "espontáneamente" y puesto, unánimemente, de acuerdo semejante nùmero de profesionales de todo el país. Pero, basta con leer la carta y ver el lenguaje y el tono de la misma para comprender de que pié cojean los firmantes. Tanto el titulito del blog donde se aloja la carta : "salud mental te cree" ( coincidente con las consignasslogans de la campaña feminista ) , como las alusiones a la sociedad patriarcal ( justo el mismo palabro que machaca el feminismo y que, sospechosamente, acaba de hacer ETA en su anuncio "de disoluciòn" y los CDR de Arran en un atentado contra juzgados de Cataluña ) , y las alusiones a la ideología de genero o las apelaciones al "todos y todas", ya nos ponen en la pista del pié ideológico del que cojean estos "científicos". Y la suficiencia con que imparten a diestro y siniestro doctrina teórico-cientìfica, como si fuera la verdad revelada a pesar de ser la Psicología una ciencia nueva, en contínua reinvenciòn y sujeta por ello tan a discusiòn como la sentencia que critican, pone tambièn de manifiesto que la intenciòn de su propósito nada tiene que ver, como dicen, con el deseo de "colaborar con la Justicia", sino más bien imponerse a ella, enmendando la plana a los jueces que dictaron la sentencia y ningunear su capacidad de juzgar, apabullándolos con el "peso inobjetable" de su  ciencia y sometièndoles a una nueva presiòn añadida a la de la calle, al coincidir con esta en su veredicto .

Pero lo mas asombroso del caso, es que, por si fuera poco el apaleamiento a los jueces, hasta La Eurocámara  ha aprobado incluir en la agenda del día la celebración de un debate en un  próximo  pleno sobre "la aplicación por parte de España de los estándares internacionales sobre violencia sexual", a cuenta de la Sentencia de "la manada" . Y,  por si eso fuera poco, Purna Sen, coordinadora ejecutiva y portavoz de Naciones Unidas sobre acoso sexual, también se ha permitido el lujo de situarse por encima de los jueces y criticar, osadamente, la sentencia soltando las siguiente perlas : " La leve sentencia de los atacantes de La Manada en España, subestima la gravedad de la violación y socava la clara obligación de defender los derechos de las mujeres"

"Los autores [de las agresiones sexuales] deben responder por sus acciones. La impunidad por las vulneraciones de los derechos humanos impregna la cultura de la violación, culpa y juzga a las víctimas por los daños que les han causado a ellas, y no se puede permitir que siga ocurriendo, incluso en los sistemas judiciales" .

La verdad es que, uno que es de pueblo, tiende a quedarse impresionado cuando oye que nada menos que una representante de la LA ONU mujeres, decir semejantes cosas. Claro que si tenemos en cuenta que ONU mujeres tiene personal a su servicio del nivel y la talla intelectual de Dña Bibiana Aido, ( la de los fetos, vivos pero no humanos, y los miembros y las miembras) ya me quedo mas tranquilo.

Pues bien, después de toda esta escandalera, cualquier extraterrestre que acabase de aterrizar o cualquier ciudadano que no haya tenido santísima  paciencia de leerse la sentencia, el voto particular de la sentencia, podría pensar, ante tan abrumador linchamiento político,  mediàtico, científico y callejero, que estamos ante unos magistrados "machistas" y "patriarcales" ( incluida la magistrada que formaba parte del tribunal ) , y que, mas en concreto el juez del voto particular, es una especie de  misògino cavernícola con menos cerebro que una mosca, que no está haciendo otra cosa que ejercer de Pedro Picapiedra.

He de confesar que, en mi anterior post, yo tambièn  cometì el mismo pecado que ahora denuncio al descalificar, en cierta medida, al magistrado del voto particular, por haber leído este de forma rápida y superficial, debido a su extensión ( mas de 200 paginas de un total de 371) entendiendo que el texto de la sentencia, excluido este,  era suficiente para explicar y entender los hechos y que lo único cuestionable  era su calificación jurídica y, en consecuencia, su mayor o menor gravedad.

 Sin embargo lo que hace el magistrado del voto particular, es una detallada y minuciosa disecciòn y crìtica de las prueba practicadas, una a una y en conjunto, así como una crìtica fundada ( desconozco si acertada por no haber tenido acceso a las pruebas ) de la descripción y  valoraciòn de los hechos probados por los otros dos magistrados, ( hechos  que no parecen tan claros como se supone )  llegando a la conclusión , después de todo ello, de que existe una seria duda sobre si los actos fueron consentidos, y en consecuencia, si los  autores de los mismos tenían o no clara conciencia de que no lo eran; dado la influencia alcohólica de todos ellos y la ausencia de violencia física explícita, versando las dudas sobre la existencia intimidación  . Y hace ese análisis a la luz del Derecho fundamental a la presunciòn de inocencia y al Derecho a un juicio justo, y poniendo de manifiesto el juicio mediàtico previo creador de un ambiente social de máxima condena hacia los acusados, que la sentencia ha venido a frustrar,  echando un jarro de agua fría al fuego acusador. Ambiente que ahora se quiere mantener con las movilizaciones y algaradas viscerales feministas y con los no menos interesados ataques, politicos , mediàticos y científicos a los jueces y en especial al firmante del voto particular. Algo que, en defensa de la independencia judicial ha motivado una reacción unánime del conjunto de las instituciones judiciales, ( CGPJ, y asociaciones de jueces y fiscales de todas las tendencias ) . Con las deshonrosas excepciones de las ex jueces, ahora polìticas, Margarita Robles y Manuela Carmena.

Aprovechando que, entre tanta polvareda hemos perdido a Don Roldán, ya han empezado a oírse voces, desde el feminismo y otros ámbitos sospechosamente coincidentes, que claman por una reeducaciòn de los jueces en perspectiva de género ( algo que, salvando las distancias trae ciertas reminiscencias de la llamada revolución cultural maoista ) así como por la aplicación de lo acordado en el  Convenio de Estambul, para exigir se consideren delitos de carácter sexual (abuso,  agresión sexual o violación etc. )   cuando no exista el consentimiento expreso de la mujer a los actos sexuales. 


Lo que dice el artículo 36 de dicho Convenio es lo siguiente :

Artículo 36 – Violencia sexual, incluida la violación

1 Las Partes adoptarán las medidas legislativas o de otro tipo necesarias para tipificar como delito, cuando se cometa intencionadamente:

a) la penetración vaginal, anal u oral no consentida, con carácter sexual, del cuerpo de otra persona con cualquier parte del cuerpo o con un objeto;

b) los demás actos de carácter sexual no consentidos sobre otra persona;

c) el hecho de obligar a otra persona a prestarse a actos de carácter sexual no consentidos con un tercero.

2 El consentimiento debe prestarse voluntariamente como manifestación del libre arbitrio de la persona considerado en el contexto de las condiciones circundantes.

3 Las Partes adoptarán las medidas legislativas o de otro tipo necesarias para que las disposiciones del apartado 1 se apliquen también contra los cónyuges o parejas de hecho antiguos o actuales, de conformidad con su derecho interno.

Como puede verse,  a diferencia de nuestro actual Código Penal, que para que se considere la existencia de agresión sexual exige la existencia de violencia, intimidaciòn, como signos de falta de consentimiento, considerando acoso los casos de abuso de situación de superioridad , el citado artículo 36 del convenio de Estambul prescinde de estas categorías haciendo hincapié en la falta de consentimiento voluntariamente prestado, si bien en el apartado segundo , se refiere a que para ello ha de atenderse " a las condiciones circundantes" .  

Con ello, lo que desaparecería  de nuestro Código Penal la actual figura intermedia del prevalimiento o abuso de superioridad, que es la calificaciòn que ha tomado en consideraciòn la sentencia, al entender que  al no existir negativa explícita de la denunciante, han atendido precisamente a esas condiciones circundantes , para concluir que no existiò violencia ni intimidaciòn, sino simple prevalimiento o abuso de superioridad en la sentencia o, ni uno ni otro, en el voto particular .

Lo que parece pretender el feminismo con esta apelación al Convenio de Estambul y a la reeducaciòn de los jueces para que sean sensibles a la perspectiva de género, es colarnos otra nueva discriminaciòn positiva en favor de la mujer, ( ya lo consiguió en el caso de llamados delitos de violencia de género ) de forma que, presumiendo, ,  la culpabilidad del varón por "machista y patriarcal", se rompa, una vez mas, la presunciòn de inocencia, invirtiendo la carga de la prueba de la existencia de consentimiento , hacièndola recaer directamente sobre este, y no por quien acusa. 

Si algo semejante saliese adelante, consejo para hombres : Háganse eunucos, cambiense de sexo o,  cada vez que se arrimen a una mujer, ( parejas y esposas incluidas ) y pretendan dar un nuevo paso hacia el séptimo cielo, evitando un posterior infierno, tengan preparado un documento para su firma, a poder ser notarial,  en que conste muy claramente el consentimiento bien detallado de hasta donde consiente la contraria. Y mucho cuidado con las improvisaciones sobre la marcha, no incluidas en el contrato . 

Por si alguien todavía no lo tiene claro y quiere saber en que consiste eso de juzgar según la perspectiva de género, esto es lo  que piensa, al respecto una "miembra" de la denominada Asociación de Mujeres Juezas de España - AMJE -  ( que curiosamente admite jueces varones entre sus afiliados, en incluso personas de cualquier sexo o género que no lo sean ) :

(.....)"La aplicación de la perspectiva de género como instrumento o método jurídico de análisis requiere constatar la existencia de una relación desequilibrada de poder, se ha de identificar a la persona que se encuentra en situación de desigualdad por razón de género y valorar la posible adopción de medidas especiales de protección. Hay que poner especial énfasis a los casos en que además del género confluyan categorías “sospechosas” como por ejemplo, pobreza y/o migración. Bajo este contexto constatado de desigualdad, el juzgador o la juzgadora debe interpretar los hechos de una manera neutral y sin estereotipos discriminatorios. A partir de aquí, deberá deconstruir la norma jurídica y cuestionar su pretendida neutralidad, argumentando en la sentencia las desigualdades detectadas de tal manera que se pueda generar un precedente que abra el camino a otros casos similares que se presenten en un futuro".

Y mas adelante aclara :

(....)"Precisamente la importancia del género en la toma de decisiones judiciales evidencia la necesidad de que las juezas y los jueces reciban una adecuada y completa formación inicial y continua en materia de igualdad, máxime si como dice el art. 8 de la Carta Magna de los Jueces “La formación es un elemento importante para garantizar la independencia de los jueces, así como la calidad y eficacia del sistema judicial”.  Debe ser por tanto, prioritario que las juezas y los jueces se formen, se conciencien y se sensibilicen de la desigualdad por razón de género, de tal manera que se pueda prescindir definitivamente de la sensación de que el derecho tiene género y su género es masculino". 

Y todo parece indicar que aquí está el quid de la cuestiòn y  que toda la polvareda que se está levantando a raíz de esta sentencia , aprovechando que el Pisuerga de los impresentables de la Manada, pasa por el Valladolid de la ideología de género, se intenta poner toda la carne en el asador para intentar penetrar en el Sancta Sanctorum de la Justicia  que, desde la trinchera de la Independencia Judicial, continuamente asaltada desde todos los frentes, todavía ofrece cierta resistencia a la asunción de dicha ideología, a pesar de que actualmente la mayoría de miembros de la carrera judicial son mujeres; Y la cifra que aumenta cada año.  Se trata, pues, de golpear el muro de la Justicia, con el ariete ideológico para ir debilitandolo e introducirse por sus grietas para ampliar la franquicia del "los chiringuitos feministas". Quien no sepa a que me refiero, lea aquí y aquí .